Vuelta al cole… y vuelta a los piojos

Llega septiembre, los niños vuelven al cole y en muchas ocasiones nos toca lidiar con la aparición de los temidos piojos. Les provocan picores, irritaciones en el cuero cabelludo e incluso a veces aparecen heridas como consecuencia de rascarse la cabeza. Por eso hoy queremos ayudaros tanto en la prevención como en el tratamiento cuando ya no hay marcha atrás.

Antes de nada, los piojos no aparecen por falta de higiene, y tampoco vuelan, sino que se transmiten de cabeza en cabeza o por el intercambio de gorros, bufandas o incluso por las sábanas. El primer paso es prevenirlos, por eso aquí os damos unos consejos muy sencillos pero efectivos:

 

  • El pelo, mejor corto o recogido

Los piojos buscan siempre el calor, por lo que sus zonas preferidas son la nuca y detrás de las orejas. Llevar el pelo en coleta o corto evitará que se acomoden.

  • El PH de la piel, decisivo

Como bien hemos señalado, la aparición de piojos no está ligada a la higiene, pero sí al PH de la piel. Hay veces que dentro de una misma familia uno de los niños tiene y el otro no, y es precisamente por esto. En este sentido una manera de prevenirlos es conseguir más acidez en el cuero cabelludo, y esto lo podemos conseguir aplicando vinagre o zumo de limón después del lavado. No tienes que hacerlo siempre, solo si sabes que en el entorno de tus hijos se están dando casos.

  • Revisión

Cuando un niño tiene piojos, los padres generalmente avisan al colegio para que el resto de los compañeros lo sepan. Si se da el caso, lo mejor es que todos los días dediques un tiempo a revisar que todo está en orden. Mejor prevenir que curar.

Estos consejos para prevenir los piojos son bastante efectivos, pero hay veces que ya es tarde y necesitamos un tratamiento para eliminarlos. En este caso, los que os proponemos es:

1.Consigue un buen producto específico

Hoy en día existen numerosos tratamientos para la eliminación de los piojos: unos con más químicos, otros más naturales e incluso los caseros. Sin embargo, uno que funciona muy bien y que está compuesto principalmente por aceites esenciales es el kit AROMAPAR de la casa PRANAROM, que lleva spray, champú,  liendrera, y ahora viene con una bolsa de regalo.

El spray está compuesto por extractos de aceite de coco y aceite vegetal de nuez de albaricoque, y lo que hace es bloquear los orificios respiratorios de los piojos acabando con ellos, mientras que el champú, con su textura fluida, lava el cabello con suavidad.

El modo de uso es muy sencillo:

  • Atomizar 12 veces el spray sobre el cuero cabelludo
  • Realizar un pequeño masaje para repartir bien el producto por el cuero cabelludo y cabello
  • Dejar actuar 30 minutos
  • Lavar con el champú AROMAPAR
  • Cepillar con un peine húmero en vinagre

Este proceso tenemos que repetirlo una sola vez a la semana durante 3 semanas consecutivas.

2.No olvides la liendrera

Después del tratamiento es importante pasar un peine específico con púas pequeñas y muy juntas, más conocido como liendrera. Lo que hace es arrastrar los huevos, las larvas y los piojos, pero es esencial ya que si nos dejamos algún huevo se iniciará de nuevo el ciclo.

3.Revisiones regulares

Los días posteriores a la aplicación del producto es conveniente que revisemos bien que no ha quedado nada. Conforme vayan pasando los días estas revisiones irán siendo cada vez más espaciadas en el tiempo hasta que el problema esté resuelto.

Estas son nuestras recomendaciones, pero también es muy importante recordar que cuando nos enfrentamos a un problema como los piojos tenemos que tener paciencia, ser constantes y no olvidarnos de ningún paso. ¿Nos recomiendas algún producto o remedio que te funcione?