Cómo aumentar nuestras defensas de manera natural

En invierno es habitual que nuestras defensas se resientan, y si no le ponemos remedio, caer enfermos, bien porque sufrimos infecciones recurrentes o simplemente estemos decaídos. Los aceites esenciales son una buena solución para aumentar las defensas y preparar el organismo para prevenir y combatir los primeros resfriados y reforzar nuestro sistema inmune. Es el caso de Pranarom, para los que no la conozcan, marca de aromaterapia experta en aceites esenciales 100% puros y naturales. Sin duda, la mejor opción para los que buscan fortalecer sus defensas de manera natural.

Esta marca dispone de una gran variedad de productos, pero en este caso queremos destacar el aceite Ravintsara. Tiene la función de fortalecer el sistema inmune y hacer que esté preparado frente a cualquier infección estimulando nuestras defensas.

Componentes

El aceite esencial Ravintsara se obtiene de la destilación de la hoja de un árbol que proviene de Madagascar que quiere decir “hoja buena para todo”. Es uno de los aceites más importantes y no debe faltar en nuestro botiquín, sobre todo en invierno: nos ayudará a estar protegidos.

Se trata de un producto preventivo con propiedades antivirales, inmunoestimulantes, expectorantes e incluso calmantes. Esto se debe principalmente a su alto contenido en 1,8-cineol, o lo que es lo mismo, aceite de eucalipto.

Es un aceite que puede utilizarse en el embarazo y lactancia e incluso en niños a partir de 3 meses pero siempre diluido en un aceite vegetal y aplicado en la planta del pie.

Modo de uso

En general, tenemos varias opciones:

  • Vía oral:

En adultos como prevención se pueden tomar 2 gotas del aceite esencial diluidas en una miga de pan o en una cucharada de miel durante 20 días y descansar 10. No se recomienda de forma oral en niños, embarazo o lactancia.

  • Vía tópica:

A partir de los tres meses de edad puede usarse de forma preventiva 2 gotas diluidas en aceite vegetal en la planta del pie una vez al día y como tratamiento 2 gotas diluidas en aceite vegetal mañana y noche.

En adultos como prevención se aplican 2 gotas cada día del aceite esencial en las muñecas e inhalar o también pueden aplicarse en la planta del pie. En caso de resfriado o tos con mucosidad os recomendamos usar2 o 3 gotas en pecho y espalda diluido en un aceite vegetal o en una crema hidratante en su defecto para que sea más cómodo de extender. El modo de aplicar es realizar un masaje en el tórax y la zona alta de la espalda, y repetir el proceso 3 veces al día ya que el aceite esencial de Ravintsara nos ayudará a expectorar.

  • Vía atmosférica:

Especialmente recomendado para prevenir los contagios ya que es un potente antiviral y puede usarse con un difusor de aceite esencial eléctrico. Se ponen unas gotitas en el difusor y ayudará a limpiar el ambiente de gérmenes patógenos y nos ahorrará contraer cualquier gripe o resfriado.

Precauciones

A pesar de ser un aceite 100% natural, hay que tener en cuenta algunos aspectos, que son comunes a todos los aceites esenciales:

  • Respetar las dosis recomendadas
  • No se aconseja tomarlos durante el embarazo, especialmente en los tres primeros meses
  • No usar en niños menores de 3 años ( el aceite de Ravintsara sí que puede usarse a partir de los tres meses siempre diluido en aceite vegetal y aplicado en la planta de los pies)
  • No aplicar en los ojos, y en caso de contacto, limpiar con un algodón y aceite vegetal y después aclarar con agua.
  • En caso de picor, diluir con aceite vegetal

 

Además, se recomienda hacer un test de alergia previo para ver cómo reacciona en nuestra piel. En este caso, será suficiente con aplicar una gota diluida en aceite vegetal y aplicar en la parte interna del codo. Si a los 15 minutos no se produce ninguna reacción, podremos continuar.

Sin embargo, antes de comprar cualquier aceite, tenemos que investigar el producto. En el mercado hay muchísimos aceites que contienen algún compuesto químico añadido o incluso nos encontramos productos alterados con otro tipo de aceite de peor calidad. Por eso debemos fijarnos siempre que lleve el sello AEQT. Esto quiere decir que emplea aceites quimiotipados, es decir, cuyo aceite ha sido analizado y se han verificado sus componentes. Esto, unido a que conozcamos el laboratorio que lo distribuye como es el caso de Pranarom, nos garantizará que estamos escogiendo un producto de calidad.

Por tanto, recuerda: si lo que buscas es reforzar tu sistema inmunitario de cara al invierno, no olvides los aceites esenciales como un complemento con otros tratamientos.